De la casa al olivo

No huyo,

que llevo en la sangre

la fuerza de siglos,

Las veces que he muerto

y he vivido.

No huyo que sigo el camino

de la casa al olivo.

Tus ojos

siempre vienen conmigo.

De la casa al olivo..

Señales en el camino,

canciones que vienen

de tiempos dormidos..

De la casa al olivo.

Marían Martinez

PROTEGIDOS DERECHOS DE AUTOR

Anuncios
Etiquetado

Un pensamiento en “De la casa al olivo

  1. qué bello poema, con un sabor añejo, como de tiempos dormidos, como de la casa al olivo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: